5 Ventajas del plato de ducha moderno frente a la bañera tradicional

Ventajas del plato de ducha respecto a la bañera tradicional

Se determina que un plato de ducha puede lograr transformar espacios, en ciertas ocasiones, pueden existir amplios cuartos de baños, que no tienen muchas funciones, por lo que tienen entre sus mobiliarios bañera las cuales no les dan ningún tipo de uso.

Lo ideal sería aprovechar ese espacio al cambiando la bañera por dos platos de ducha, tambien se pueden adquirir espacios independientes y así ganar un segundo cuarto de baño.

Al cambiar una bañera por un plato de ducha, permite que se obtenga un espacio más amplio, el cual se puede aprovechar para agregar algún servicio, para almacenar etc.

Otro aspecto importante, es la comodidad que se le da a las personas mayores que tengan poca movilidad, lo cual les beneficia más un plato de ducha que una bañera, por su comodidad y la rapidez en el uso de la misma, lo cual viene siendo una buena inversión a largo plazo.

5 Ventajas del plato de ducha respecto a la bañera tradicional

A largo plazo, son muchas las ventajas que tienen los platos de ducha en lugar de las bañeras, más adelante te daremos las principales, aunque puede haber más y eso depende del espacio, no obstante, el plato de ducha es considerado un elemento moderno y práctico.

La reforma

en su mayoría las personas al transcurrir el tiempo quieren redecorar los rincones de su vivienda, en especial el baño, para modernizarlo y de esta manera sentirse más cómodo en su interior, hacer el cambio de la bañera por un plato de ducha, le proporcionará un toque moderno aparte de ser una reforma muy rápida de realizar económica y sencilla.

El ahorro

Con el plato de ducha reduces el tiempo, los recursos medioambientales y dinero, puesto que una ducha no necesita tanta agua como una bañera, lo que significa que se tendrá un menor gasto. Aparte que una ducha solo se lleva unos minutos de tiempo, sin embargo, un baño requiere de tiempo, para la preparación y el disfrute que en ocasiones no se puede dedicar. Sí apreciamos reducir tanto los recursos como el tiempo, hará que la factura del servicio del agua vaya disminuyendo.

El espacio

Si lo vemos desde el punto de vista de tener más espacio podemos denotar que, las bañeras son muy grandes, por lo que nos quitan mucho espacio; bien sea para movernos en el lugar o colocar otro mobiliario, si se coloca una mampara de puertas corredizas se obtiene mucho más espacio en el baño.

La limpieza

Un plato de ducha es más fácil hacerle limpieza que a una bañera, la superficie suele ser plana y normalmente es mucho más pequeña que la de una bañera, por lo que se ahorra tanto dinero, como tiempo para mantenerla limpia, lo que si es un poco más complicado es la mampara, sin embargo, al tener algo de práctica se realiza con mucha facilidad.

La comodidad

cabe destacar que los platos de ducha son mucho más cómodos y fáciles de utilizar que una bañera, esto se debe a que no tienen desniveles, esto reduce accidentes tanto en niños, como en personas mayores que tienen una movilidad limitada.

Como podemos observar, son muchas las ventajas que se adquieren al cambiar la bañera por un plato de ducha, y por lo general, te darás cuenta, desde el momento que concluyas con la instalación.

Ideas para cambiar un plato de ducha por bañera tradicional

Si deseas realizar el cambio de la bañera por un plato de ducha, a continuación, te daremos algunas ideas que te ayudarán mucho.

  • Plato de ducha en gres cerámico; esta suele ser la idea más tradicional, la ventaja que poseen es que proporcionan seguridad y son resistentes antes las roturas, se limpian fácilmente y duran más, el esmalte dura perfectamente largos periodos de tiempo, y puede soportar disolvente, este último es si se está pintando el área del baño y se debe limpiar con disolvente. La primordial desventaja de estos platos, se debe a su gran peso, tiene poca resistencia y fuerte impacto con una superficie resbaladiza. En la actualidad se pueden encontrar platos de ducha de gres desde los 7 cm de altura.
  • Plato de ducha en material acrílico; estos platos son muy ligeros y les proporcionan a los pies un tacto cálido, son muy resistentes, son extraplanos y poseen una altura de unos 5 cm, se instalan con unas medidas más grandes a diferencia de otros platos, se les puede colocar superficie rugosa y así evitar resbalones.

Su desventaja es que tiene un precio más elevado que el de cerámica, y si no se tiene un buen cuidado se puede rayar y estropear.

  • Plato de ducha con resina acrílica y polvo de minerales, estos platos son una innovación desde hace pocos años, se encuentran disponibles en distintos colores y tienen un acabado de textura rugosa, se consideran los platos más finos del mercado, su altura es de unos 3 cm, el tacto a los pies es agradable y cálido. Este modelo de plato de ducha cuenta con los últimos diseños con acabados antideslizantes para tener una mayor seguridad en la ducha. Se puede decir que, el plato es del mismo color puesto que si se recorta no pierde su atractivo.
  • Plato de ducha elásticos; si el baño que quieres remodelar posee una forma que no es rectangular, los platos elásticos se adaptan a cualquier espacio ya que son elásticos y flexibles y se pueden recortar fácilmente, además son resistentes a los golpes. Este material presenta una sensación de confort y de seguridad.
  • Plato de ducha mediante paneles; es una opción donde no es necesario colocar azulejos en el área donde estaba la bañera, ya que se usan los paneles verticales. Aquí se recubren hasta el área donde se encontraban los antiguos azulejos con la finalidad de evitar filtraciones de agua.
  • Plato con piedras de río; esta alternativa le otorga una mayor naturalidad al baño. Su ventaja primordial es los efectos antideslizantes que brinda, además de la dificultad al rayarse y ser económico. Lo único malo es que las juntas se van oscureciendo con el paso del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *